CePat: La salud en clave de inclusión social

Pau Bernabe
Un equipo de profesionales de Río Ceballos trabaja activamente contra el VIH SIDA y las ITS (Infecciones de Transmisión Sexual). Conversamos con Marcos Balangero, Coordinador del CePat Río Ceballos.
Especial: la educación en disputa

Desde el año 2014 funciona en el área de Promoción Humana de la Municipalidad de Río Ceballos, un Centro de Prevención, Asesoramiento y Testeo que trabaja integralmente para favorecer el acceso al análisis rápido del VIH -de manera voluntaria, gratuita y confidencial-, promoviendo el acceso a la información y consejería sobre este virus y otras ITS (Infecciones de Transmisión Sexual).

Aguatrae (At.): ¿Cómo fueron los inicios de este programa y el trabajo realizado por tu equipo?

Marcos Balangero (M.B.): Contar con un Centro de Prevención Asesoramiento y Testeo (CePAT) era un objetivo muy ambicioso. Logramos ponerlo en funcionamiento recién en el año 2014. En ese momento que nos mudamos de Promoción Humana al edificio del Centro de Salud Dr. Norcelo Cardozo. Desde allí continuamos con las tareas de sensibilización en la comunidad, la sala de espera, escuelas, centros vecinales, organizaciones de la sociedad civil, realizando también capacitaciones internas a los profesionales del área de salud.

At.: ¿Cuál es la estrategia para llegar a la comunidad con este programa?

M.B.: El Programa  Municipal funciona a nivel comunitario dando talleres en colegios, en centros vecinales, instituciones públicas y privadas, tanto de Río Ceballos como de todo el corredor de Sierras Chicas. Quien requiera de talleres se acerca al programa y lo pide -funcionamos lunes y miércoles de 9 a 13- o puede también hacerlo por mail a elegisaberrioceballos@gmail.com.

At.: ¿Con qué recursos o apoyos institucionales contaron desde el principio?

M.B.: En el año 2014 tuvimos el apoyo del Programa Nacional de VIH/SIDA de la Nación, del Programa Provincial de VIH y del Laboratorio Central de la Provincia de Córdoba, ellos aportaron todos los insumos para trabajar. Fuimos la prueba piloto en Córdoba, no hay otro CePAT con test rápido de VIH en nuestra provincia: sí en Buenos Aires. Para el equipo esto es un orgullo y una responsabilidad muy grande, por eso ponemos siempre lo mejor en lo humano y en lo técnico.

At.: ¿Cuál es el panorama del VIH actualmente desde el punto de vista de la salud preventiva?

M.B.: Según estimaciones del Ministerio de Salud de la Nación en Argentina viven con VIH 120.000 personas y el 30% desconoce su diagnóstico. Las cifras de diagnósticos tardíos (esto es: personas  que llegan a diagnosticarse con una enfermedad marcadora) reportan un 33,3 % en varones y un 23,8% en mujeres. Esto significa que estamos llegando tarde, que los vericuetos administrativos a los que son sometidos los pacientes que quieren realizarse el tests de VIH u otras ITS impiden que muchas personas se acerquen, a esto sumado el estigma y la discriminación que sufren las personas que viven con VIH y que obviamente se traslada al miedo de muchos a no testearse.

At.: ¿Cuál es el valor, entonces, del testeo rápido en este contexto?

M.B.: -El test rápido permite entregar un resultado en 30 minutos. Luego el equipo genera canales de comunicación con el Programa Provincial de VIH de la provincia y con el laboratorio Central, que nos permiten acercar la muestra de la persona que es positiva a Córdoba. Al acortarse los tiempos del diagnóstico la persona pueda acceder rápidamente a un tratamiento en el caso de que éste se confirme.

At.: ¿Cómo funciona el equipo metodológicamente?

M.B.: -El algoritmo de trabajo que seguimos es el siguiente: una persona llega al centro de testeo a requerir el test rápido y/o a requerir información. El equipo interdisciplinario lo atiende, le hace una pequeña entrevista. Nosotros siempre decimos que el test es una excusa para que la persona se acerque a charlar con nosotros sobre dudas que tengan: a partir de los 14 años cualquier persona puede acercarse al centro de testeo. Los adolescentes entre 14 y 18 no necesitan tener, por ley ,autorización de los padres para hacerse el test.

Luego del asesoramiento pre-test ofrecemos la posibilidad de testearse para VIH pero también ofrecemos la posibilidad de diagnosticar Sífilis, HBV y HVB. El resultado de VIH con el test rápido se entrega a los 30 minutos con un nuevo asesoramiento (asesoramiento pre-test).

At.: ¿Mantienen el criterio de confidencialidad en todo el procedimiento?

M.B.: Sí. Todo se da en un marco de confidencialidad. Para nuestro equipo las personas que se acercan no son un número, son seres humanos con una preocupación específica y merecen de parte nuestra toda la ocupación que el tema requiere, sobre todo escuchar lo que el otro tiene para decir sin juzgar. Buscamos escuchar y poder entregar herramientas concretas para las personas puedan tener una vida sexual placentera y se retiren con la menor cantidad de dudas posibles, sabiendo que pueden volver a dialogar con el equipo en cualquier momento.

At.: El programa sumó apoyos institucionales a nivel nacional, provincial y luego adquirió interés municipal. ¿Qué otros avances se produjeron en este sentido?

M.B.: -En enero el Ministerio de Salud publicó en el boletín oficial la resolución 55-E/2017 donde se extiende a los miembros de los equipos de salud la recomendación de informar y ofrecer el test de VIH a todas las personas que entren en contacto con el sistema de salud, independientemente de la causa. Además, ya no se necesita una orden médica, lo que a veces era un obstáculo para el acceso a la prueba. Se estableció la obligatoriedad del ofrecimiento del test con información a personas que manifiesten determinadas patologías o circunstancias (neumonías severas, tuberculosis, cualquier infección de transmisión sexual, entre otras), y a las parejas de las embarazadas.

Marcos Balangero, Lic. en Bioquímica, Especialista en Virología. Coordina junto al equipo interdisciplinario formado por la Dra. Sandra Rodríguez, la Lic. en Psicología Ivana Oexler y la Bioquímica Cecilia Herrera, el Programa Municipal de VIH-SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) de Río Ceballos, declarado de interés municipal en 2015.

Anuncio