Comenzaron las clases, pero sin clases

Diego Menoyo
El 6 y 7 de marzo no comienzan las clases, la medida de fuerza de los Gremios Docentes Nacionales y convalidada por el Frente Gremial Docente en Córdoba, dan cuenta de una situación de conflicto donde otra vez la educación está en juego y el sueldo docente aparece como la variable de ajuste de las políticas impulsadas por el gobierno.
Especial: la educación en disputa

¿Por qué no se abrió la paritaria Nacional si está estipulada por Ley? ¿Por qué estamos al comienzo de clase y la Provincia no ha citado a los sindicatos para discutir salarios y condiciones de trabajo?

La estrategia utilizada por el gobierno es, por un lado, dilatar los tiempos y llegar a situaciones consumadas, así se termina luchando sólo para intentar recuperar lo que la inflación del año pasado se devoró,  y no  avanzar en la discusión necesaria sobre todo el sistema educativo y su rol en la sociedad. Por otro lado, la estrategia es poner en contra a la opinión pública, apelando a mentiras y lugares comunes, que buscan generar un enfrentamiento de pobres contra pobres, donde algunos, influenciado por los medios de comunicación, responsabilizan a los maestros de los inconvenientes educativos y terminan avalando figuras como la del “voluntariado docente”, los “tres meses de vacaciones”, y “trabajan solo 4 horas”. Y por último, el gobierno utiliza como estrategia la  extorsión y la culpa. La culpa “por los niños desamparados”, como si el abandono de nuestro jóvenes no fuera responsabilidad del Estado y sólo lo fuera en educación y no en salud, seguridad, expectativas de su futuro… La extorsión en  los descuentos de los paros, que no fueron declarados ilegales y cuyos montos suelen ser arbitrarios, excesivos y extensivos, busca resquebrajar la unidad y solidaridad entre colegas.

El gobierno provincial aún no ha hecho ningún ofrecimiento a los docentes, pero consideremos lo planteado al Sindicato de Empleados Públicos (SEP) de un 19,5%. Porcentaje justificando en que esa es la inflación estimada para el 2017, (considerada en un 18%s) más un 1,5% de recomposición. Pero… ¿y el 10% en que se deterioró el salario por la inflación del año pasado? ¿Ya lo perdieron? ¿Se les bajó, entonces, el sueldo? Si se parte de la misma ecuación deberían hablar entonces de, por lo menos, un 28%, y así mantener, al menos en apariencia, el poder adquisitivo. Ese porcentaje se revisará si la inflación anual fuera mayor, argumenta también el gobierno.

¿Y qué fue lo que se prometió el año pasado y nunca se cumplió? Así como tampoco cumplieron con los acuerdos firmados sobre pasar al básico aspectos no remunerativos del salario. ¿Por qué ahora se debería confiar?

Los docentes quieren dar clase, y cuando reclama para que no le bajen el sueldo, lo hacen sabiendo que la tarea que llevan adelante acarrea una gran responsabilidad: formar y educar personas. Para poder realizarlo con idoneidad se requiere formación continua, planificación, tiempo fuera del aula, preparación de clases, evaluación de tareas,  como también integridad emocional y motivación para apoyar y acompañar a quienes más lo necesitan.

Pero resulta que para ganar un salario más o menos digno que permita mantener una familia, y aproximarse al que delimita la línea de pobreza, (tomando los datos estimados por el propio INDEC) un docente con menos de 10 años de antigüedad debe cubrir 2 turnos en el caso de la educación inicial, o tener 30 horas en el caso de secundaria.

¿Con qué ganas y  tiempo podrán formarse, reunirse por área, planificar actividades, etc.? ¿Cómo podrán atender a cada persona con sus particularidades, si en cada aula tiene alrededor de 40 alumnos, y atiende 2 turnos, o, si es profesor de nivel medio,  entre 8 y 10 cursos?  

¿Será entonces posible que se transite sin angustias el 2017? ¿O se machacará permanentemente sobre que, al ser un año político, deberán empleados y trabajadores olvidarse de los justos reclamos salariales y derechos sociales garantizado por ley, que el gobierno se empeña en no cumplir?

Conflicto docente. Manifestación en Río Ceballos
Conflicto docente. Manifestación en Río Ceballos
  • Conflicto docente. Manifestación en Río Ceballos
  • Conflicto docente. Manifestación en Río Ceballos
  • Conflicto docente. Manifestación en Río Ceballos
  • Conflicto docente. Manifestación en Río Ceballos
  • Conflicto docente. Manifestación en Río Ceballos
  • Conflicto docente. Manifestación en Río Ceballos
  • Conflicto docente. Manifestación en Río Ceballos

Anuncio