El Parque de la Memoria ante un intento de usurpación

Agustin Mingorance
Un vecino de la ciudad de Río Ceballos intentó tomar indebidamente una parte del terreno del Parque de la Memoria, ubicado en Barrio El Cedro, alambrándolo y dividiéndolo. Ante la denuncia de los Organismos de Derechos Humanos, la Municipalidad intervino impidiendo la usurpación.
Cooperativa de agua y educación

El terreno en el que funciona el Parque de la Memoria fue cedido por la Ordenanza Municipal 1527/06, que constituye al Parque como un espacio público, con una superficie total de 6.585 m2. En este espacio, existe un árbol que representa a cada una de las personas detenidas y desaparecidas de la zona de Sierras Chicas durante la última dictadura cívico-militar. Algunos de estos árboles habían quedado del lado alambrado por el presunto usurpador, dentro del tercio de terreno que quiso apropiarse.

Este hecho fue denunciado el 20 de noviembre a través de un comunicado de familiares y amigos del Parque de la Memoria, como "un atropello contra la Historia y Memoria de nuestro Pueblo". En este documento, se responsabilizaba además a la Municipalidad por el descuido y desatención en el mantenimiento del espacio, lo que podría haber alentado esta clase de acciones.

La denuncia tuvo un impacto inmediato, despertando la preocupación de vecinos, periodistas y hasta de organismos de Derechos Humanos a nivel nacional. No era para menos dado que este espacio de la memoria es el único de Río Ceballos y el más antiguo de la zona, con 10 años a cuestas.

Al día siguiente, luego de una reunión con los vecinos y familiares, la Municipalidad informó que se había hecho presente para verificar las irregularidades denunciadas. La misma procedió a retirar los postes y el alambrado, y actuó de mediador para la resolución legal del hecho. En este punto, la Municipalidad resolvió intimar al vecino que intentó la apropiación, a pagar el costo de los materiales para alambrar todo el perímetro del terreno del parque. Además, esta se comprometió a hacer una recuperación y mantenimiento del espacio.

En agosto de este año y luego de 40 años, muchos de los desaparecidos y detenidos que hoy habitan simbólicamente el parque en forma de árboles autóctonos, al fin obtuvieron justicia en la sentencia de la Megacausa de la Perla, uno de los mayores hechos de justicia de Derechos Humanos en la historia de Córdoba y del país. La rápida reacción y preocupación de la sociedad frente a este hecho local, demuestra el consenso existente respecto a estos actos de justicia histórica. La memoria se construye en actos enormes, como el Megajuicio de la Perla, y humildes, como la defensa del Parque de la Memoria. Se construye y se defiende.

Parque de la Memoria Río Ceballos alambrado
Parque de la Memoria Río Ceballos alambrado
  • Parque de la Memoria Río Ceballos alambrado
  • Parque de la Memoria Río Ceballos alambrado
  • Parque de la Memoria Río Ceballos alambrado

Anuncio

Notas relacionadas: