Entrevista con Hilda Lizarazu

Griselda Elejalde
El viernes 2 de junio, se presentó en la Sala Caminito Serrano de Río Ceballos, Hilda Lizarazu en formato dúo con Federico Melioli. El show fue producido por el Centro Cultural de la Cooperativa de Río Ceballos, Casa Azul, en conjunto con Tren Azul y la Biblioteca Popular Sarmiento.
Emergencia económica en Río Ceballos 2

En la conferencia de prensa que Hilda Lizarazu brindó a los medios locales, estuvieron Mariana y Carla Iglesias de Radio Curva, Sole Ceballos de Matices, Pau Bernabe  de Agua Trae, Víctor Valente de la Revista la Unión Regional, Juan Stahli de la Cooperativa, Nadina Barbieri de la Biblioteca.

Entre sus proyectos para este año, están las presentaciones con el dúo, tocar en vivo y presentar los discos realizados en su carrera. El próximo mes presenta una muestra de fotos de Charly García, en Bs As. Y están empezando a crear junto a Lito Vitale, un disco sobre la génesis del Rock argentino.

De su relación con Córdoba contó que la une un afecto especial ya que es donde nació su hija, vivó en Sinsacate varios años. Hacía cuatro años que no venía a Río Ceballos, su última presentación fue en Mytos.

Sobre su experiencia de haber tenido el privilegio y la fortuna de tocar con Charly García, y con casi todo los grandes del rock argentino. Rescata de esas experiencias, el aprendizaje, de cómo ser y cómo no ser.

De esas elecciones, surge también su hoy. En su trabajo cotidiano, Hilda coordina sus ensayos de los shows en formatos dúo y en banda, realizando un homenaje al Rock Argentino, es su propia manager y tiene su propio sello discográfico. Toma clases de canto, y se ocupa de mantenerse bien físicamente, como parte de su trabajo de música y cantante.

La noche del viernes, en el concierto, Hilda y Federico Malioli, brindaron un show de excelencia, recorriendo todos los hitos de su carrera, y su material nuevo. Durante todo el show, se comunicó con su público, con muchísimo humor y calidez. Hacia el final, invitó a tocar vientos a La Negra Marta Rodríguez, quien abrió el escenario como telonera esa noche junto a Gonzalo Bisson, a María Paula Espinoza en percusión y a Guille Villanueva en mandolina. Un cierre, lleno de magia y generosidad, muy a lo Hilda Lizarazu.

Anuncio