Guardia Urbana Municipal

Agua trae
En el último mes los habitantes de las Sierras Chicas nos convertimos en noticia nacional a raíz de nuestra “sensación de inseguridad”. En apenas una semana todo el mundo tuvo en la punta de la lengua la palabra Gendarmería.
Orquesta Social - Guardia Urbana Municipal (GUM)

La estrategia municipal contra la inseguridad

En el último mes los habitantes de las Sierras Chicas nos convertimos en noticia nacional a raíz de nuestra “sensación de inseguridad”. En apenas una semana todo el mundo tuvo en la punta de la lengua la palabra Gendarmería.

El lunes 23 de mayo el intendente de Villa Allende (PRO), Eduardo Romero, solicitó vía telefónica a su amigo el presidente Mauricio Macri, saltando todos los mecanismos administrativos naturales, la presencia de Gendarmería para patrullar las calles de su ciudad.

Enseguida el intendente de Mendiolaza, Daniel Salibi (UCR), realizó una demanda similar. Inmediatamente el intendente de Río Ceballos, Omar Albanese (UCR), salió a aclarar que, si bien la Gendarmería estaba presente en esta localidad, su tarea no era la de patrullar la ciudad “sino simplemente asentarse en la misma para realizar tareas administrativas”. Por esos días también puso el grito en el cielo el intendente de Unquillo, René Fabrisín (UPC): Si todos tienen Gendarmería, yo también quiero.

Actualmente Gendarmería está instalada prácticamente en toda la región y como resultado cabe una pregunta: ¿Nos sentimos más seguros?

Desde hace años en la Argentina cuando la sociedad se siente insegura los estados (de todos los colores y tendencias políticas) hablan de “sensación”. Entonces se arma el gran lío: la palabra sensación se adueña de la política, la política se vuelve improvisación y, cuando en política se improvisa, el resultado es siempre improductivo.

Un dato que puede servir para entender: en 2007 Córdoba tenía 11.800 policías en todo el territorio provincial. En la actualidad existe un ejército de 23 mil efectivos. Volvamos a la pregunta inicial: ¿Nos sentimos más seguros?

En este contexto el Concejo Deliberante de Río Ceballos sancionó la ordenanza Nº 2270/16 que crea la Guardia Urbana Municipal (GUM). En Aguatrae nos propusimos indagar con profundidad en la medida: ¿De qué sirve esta ordenanza? ¿Realmente viene a solucionar los problemas de inseguridad? ¿La Guardia Urbana Municipal (GUM) tiene facultades para aplicar leyes? ¿Pueden sus integrantes estar armados o detener a alguien? Le trasladamos estas preguntas al Dr. Martín Angerosa, vecino de Río Ceballos, abogado, ex Coordinador del Plan Nacional de Desarme y miembro del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia (ILSED). Aquí su análisis:

 

Aguatrae: ¿Cuál es el aporte que puede realizar la futura Guardia de Seguridad Urbana al sistema de seguridad?

Martín Angerosa: Tal como está planteado no va a haber muchos cambios respecto de lo que ya está funcionando: orientación turística, ordenamiento del tránsito y presencia en la vía pública. Sin embargo podría perfeccionarse la ordenanza y crear un sistema de información sobre violencia y delitos que ayude a anticiparse a los problemas de seguridad pública. Crear una guardia local sin contar con información propia sobre delitos es actuar completamente a ciegas y correr detrás de las noticias. Las autoridades muchas veces quedan atrapadas en las olas de opinión publica de algún caso resonante y sobreactúan sobre el hecho puntual. Pero esto siempre es espasmódico y transcurrido un breve tiempo en que la noticia ya no se publica más se deja de actuar. Esto sucede porque el gobierno local no tiene ningún tipo de sistema que le brinde información y de esta manera no planifican ni previenen ningún delito, sino que actúan una vez que las cosas ya sucedieron. No obstante, un aporte concreto que puede hacer esta guardia urbana es la disminución de la percepción de inseguridad en la población, al observar mayor presencia de agentes públicos en las calles. Esto probablemente disminuya las demandas y exigencias sociales que se hacen al municipio en torno a la seguridad y traiga alivio a los gobernantes locales.

AT: ¿Cómo se relaciona esta guardia urbana con la fuerza policial? ¿Cumple una función de apoyo o de control de la misma?

Angerosa: Se relaciona de la misma manera que podría relacionarse cualquier vecino que llama a la Policía cuando ve algo sospechoso o toma conocimiento de algún hecho delictivo. De ninguna manera está planteado en la ordenanza ningún tipo de control sobre el desempeño y la calidad del servicio de seguridad pública que debe brindar la Policía.

AT: ¿Qué capacitación debe tener un agente para ser parte de la guardia urbana?

Angerosa: Según la ordenanza “serán capacitados en metodologías de disuasión, persuasión y mediación. Deberán conocer la totalidad de la normativa municipal relacionada con el poder de la Policía Municipal. (Nota de la Redacción: En este punto se repite un recurrente error de los concejales que mientras están creando la “Guardia Urbana Municipal” en varias oportunidades se refieren al organismo como “Policía Municipal”. Legal y técnicamente se trata de cosas muy diferentes). Asimismo deberán realizar cursos de primeros auxilios y de actuación en accidentes y emergencias. El plan de capacitación se basará en enfoques que comprendan aspectos éticos, políticos, sociales y de protección de derechos.” También agrega que “recibirán anualmente instrucciones en prácticas profesionales, primeros auxilios, defensa civil y seguridad. También en emergencias, asuntos legales, resolución de conflictos, atención y contención de víctimas, etc.” No aclara qué incluye el etcétera del final del artículo, lo cual constituye una curiosidad y un peligro en un texto legal, ya que deja abierta la norma a cualquier interpretación.

AT: ¿Pueden portar armas?

Angerosa: No pueden portar armas de fuego. Sólo disponen de un silbato, una linterna y un equipo para comunicarse. Personalmente no creo que haya que poner más armas en las calles y menos en una ciudad como Río Ceballos, donde los episodios de violencia armada son absolutamente aislados. Las policías modernas y democráticas restringen el uso y la portación de armas de fuego en la vía pública especialmente. Muchos sindicatos policiales y ONGs especializadas han alertaron sobre los altísimos índices de suicidios y accidentes con armas de fuego en el seno mismo de la familia de los policías. Si a esto le agregamos el abuso con armas que cotidianamente se ve en las policías, los incontables casos de gatillo fácil y las intimidaciones que se verifican, podemos entender que seguir introduciendo armas en la vía pública la mayoría de las veces agrava los problemas y los vuelve tragedias irreparables.

AT: ¿Pueden reducir a una persona en la vía pública?

Angerosa: No pueden y en principio se exponen los propios agentes a demandas penales por privación de la libertad. No obstante ante la comisión de un delito, en el momento que se está cometiendo, cualquier ciudadano puede aprehender una persona y llevarla ante las autoridades.

AT: ¿Pueden aplicar el código de convivencia?

Angerosa: Sólo podrán aplicar la normativa municipal y el código de convivencia u otras leyes provinciales únicamente cuando al municipio se le haya delegado esa facultad. Como por ejemplo, “horario de ventas de bebidas alcohólicas, horarios de locales nocturnos, consumo de alcohol en lugares públicos”.
Nota de la Redacción: En la ciudad de Río Ceballos no existe un Código de Convivencia propio y llama la atención que en la ordenanza los concejales hagan referencia a la aplicación del Código de Convivencia provincial ya que tampoco existe a nivel provincial un acuerdo o convenio marco que habilite a las Policías Municipales o Guardias Urbanas a la aplicación de leyes que sólo pueden ser aplicadas por las fuerzas de seguridad provinciales. En el caso de los controles por venta de bebidas alcohólicas y horarios de locales nocturnos la Guardia Urbana sí tendría facultades de participar, pero porque existen ordenanzas específicas que los habilitan, no un código de convivencia propio.

AT: ¿Qué otras experiencias similares ha habido en nuestro país? ¿Qué resultados han tenido?

Angerosa: Ha habido varias experiencias similares en el país en ciudades pequeñas como Río Ceballos pero vinculadas a una gran urbe como Córdoba. En general, sólo han servido de maquillaje, fundamentalmente porque no se cuenta con la información mínima necesaria para prevenir violencia y delitos. Esto es mapa del delito, periodicidad donde se cometen los distintos tipos de violencias, naturaleza de los conflictos (recordemos que no todos los conflictos deben resolverse con violencia policial o estatal, sino que la mayoría de las veces es más efectivo abordar los mismos con estrategias de intervención social y gestión de la conflictividad), etc.
Al no contar con un departamento que recopile y sistematice información relevante para la seguridad pública, la actuación es por olfato o por la agenda que instalan los medios de comunicación. Pero no por una planificación estratégica de la política de seguridad, que sería lo deseable. Tampoco se invierte lo necesario en equipos y tecnología informática que hoy en día ofrecen una ayuda extraordinaria, pero que son inalcanzables para un municipio chico.