Masivo repudio al fallo de la Corte que beneficia a genocidas

Agua trae
El miércoles 10 de mayo se realizó en todo el país una masiva marcha en contra del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que sienta precedente judicial para que genocidas accedan al beneficio del 2x1 y acorten sus penas.

6: Marcha 2X1

Marcha 2X1

La marcha fue convocada por organismos de Derechos Humanos y tuvo una participación multitudinaria en todo el país. En Buenos Aires más de 500 mil personas marcharon a Plaza de Mayo y en Córdoba aproximadamente 120 mil se movilizaron desde la ex Plaza Vélez Sársfield hasta los Tribunales Federales.

Fue un mar de pañuelos blancos que desde el escenario montado frente a Tribunales Federales se extendía hasta más allá de la Plaza España. En ese escenario simbólico frente al Palacio de Justicia donde hace sólo unos meses se condenó a un grupo de genocidas en el marco de la Megacausa La Perla, se volvió a pedir que Memoria, Verdad y Justicia sea una política de Estado y que continúen los juicios a quienes participaron de la represión en la última dictadura militar.

La participación popular e institucional fue masiva y contundente. Organizaciones sociales, agrupaciones políticas, gremios, escuelas, universidades y hasta funcionarios de los gobiernos provincial y municipal marcharon coreando las consignas que dicen que ya no es posible que un genocida camine libre por las calles argentinas. Unas horas antes, una circular oficial había autorizado a los alumnos de todas las escuelas secundarias a salir antes para asistir a la marcha.

Desde el palco Sonia Torres, Presidenta de Abuela de Plaza de Mayo, con emotivas palabras llamó a poner un freno irrevocable al intento de beneficiar a genocidas juzgados y condenados después de años de luchas: “Si no los detenemos ahora, no los vamos a poder parar”. También emocionó con sus palabras Marcelo Yornet, representante de H.I.J.O.S. -y vecino de Río Ceballos- que realizó un conmovedor llamado al involucramiento de toda la sociedad a seguir luchando por la justicia, sin contemplaciones “para quienes no han tenido la dignidad de decir dónde están los cuerpos de nuestros padres, dónde están nuestros hermanos apropiados…”. Por todos ellos, un mar de pañuelos blancos dijo NO a la impunidad.