Robin Hood al revés

Agua trae
Como en muchos otros puntos del país, este jueves 14 de julio se realizó en Río Ceballos una movilización para exigir la marcha atrás de los Tarifazos a los servicios de agua, luz y gas. Aguatrae se acercó a la Plaza Humberto Francia y conversó con los vecinos.
Orquesta Social - Guardia Urbana Municipal (GUM)

Bajo el lema “No al Tarifazo” se vieron ayer imágenes de multitudes movilizadas a lo largo y ancho del país. En Córdoba Capital, por ejemplo, la movilización ocupó decenas de cuadras. La iniciativa, generada desde los Centros Vecinales principalmente, pero de la que participaron también organizaciones sociales, políticas y sindicatos, reunió según estiman los organizadores alrededor de diez mil personas. La cifra, desde luego disputada por los cálculos policiales que estiman la concurrencia en apenas una quinta parte, no es menor si se considera que fue Córdoba una de las provincias que garantizó el triunfo electoral de la Alianza Cambiemos. Eso que M. Macri señaló en su momento como “el nuevo Cordobazo”, analogía poco feliz, si las hubo.

En Río Ceballos en particular la invitación no fue a marchar sino a firmar en contra del Tarifazo, concluyendo a las 20 horas con un cacerolazo en el mismo lugar. La actividad tuvo lugar en la Plaza Humberto Francia, también conocida como Plaza de Piedra, y la convocatoria fue realizada por organizaciones que no se identificaron con ningún sector político específico. Con banderas que contenían leyendas del tipo “Macri es Robin Hood al revés, le saca a los pobres para darle a los ricos”, se instaló una mesa donde pudieron firmar todos aquellos que quisieran manifestar el descontento generado por la suba exorbitante de las tarifas.

Si bien en Río Ceballos el aumento del gas no fue lo que más golpeó las economías familiares y del comercio -aunque cabe aclarar que el gas envasado siempre fue más caro que el gas natural y siguió aumentando-, el aumento de la luz ha sido descomunal y, en muchos casos, resulta impagable. En la tarde del 14 de julio, quien escribe esta crónica se acercó a la plaza a firmar contra el Tarifazo y conversó con los presentes. Un comerciante de la zona comentaba que por más que el tope de aumento sea el 400%, él no puede incrementar en esa cifra sus productos porque nadie va a poder comprárselos. Este es el razonamiento que circuló durante toda la jornada: ¿cómo cubrir un aumento de esa magnitud cuando los salarios, y por ende los precios, no suben más de un 30%? Además, muchos firmantes comentaron haber recibido la última factura de la luz con un incremento de alrededor del 100%, monto que si bien no parece menor en relación a los aumentos registrados en el gas natural, no dejan de resultar excesivos para los usuarios. En algunos casos inclusive, los vecinos acercaron fotocopias de las facturas de la luz para dejar pruebas del aumento y para considerar la posibilidad de un amparo para este servicio.

En un otoño/invierno inusitadamente frío, el aumento del gas y de la luz resulta un castigo que recrudece aún más las sensaciones térmicas. Ni qué mencionar a todos los que este Tarifazo les costó la vida, esos que no tienen aberturas ni paredes que aíslen lo suficiente los colmillos afilados de este invierno. Según la investigación realizada por el Dr. Carlos Presman a partir de información brindada por el equipo de profesionales del instituto forense, ya suman 20 los muertos por causas relacionadas al frío. El Dr. Presman declara que se observa "mucha mortalidad por hipotermia, muertos de frío, o porque calefaccionan con métodos no tradicionales porque no pueden pagar el gas o comprar la garrafa" (http://www.cba24n.com.ar/content/al-menos-20-personas-murieron-este-invi...). Y desde luego tampoco es un paliativo el comentario del ministro Marcos Peña quien, si bien acierta al observar que abril y mayo fue el bimestre con temperaturas más frías en los últimos 50 años, genera controversias al argumentar que el “derroche” energético causa “inundaciones y esas cosas”. ¿Tendremos que pensar, los habitantes de Río Ceballos, que cada vez que encendemos una hornalla corremos riesgo de inundarnos de nuevo? ¿Encender una hornalla, una estufa o un calefón, es un “derroche energético”?