VOCES CONTRA LA IMPUNIDAD: Vergonzoso fallo de la Corte Suprema

Agua trae
Un polémico fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sentó precedente judicial para que genocidas juzgados y condenados por crímenes de lesa humanidad puedan beneficiarse con la figura del 2x1 y reducir sus penas. El fallo podría beneficiar a genocidas como Jorge Tigre Acosta, Alfredo Astiz y Luciano Benjamín Menéndez, entre muchos más.

6: Marcha 2X1

Marcha 2X1

Agua trae se suma a las numerosas voces que cuestionan y repudian este fallo que retrotrae nuestro país a oscuras épocas de injusticia y abre heridas que ya considerábamos a punto de cerrar.

Para decir “Ningún genocida libre”, la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba convoca a una marcha el miércoles 10 de mayo a las 18 horas desde la Plaza Agustín Tosco (ex Plaza Vélez Sarsfield) hacia Tribunales Federales.

 

Victor Heredia

Víctor Heredia.
Artista Popular. Tiene a su hermana y a su padre desaparecidos y a un sobrino nacido en cautiverio, del que desconoce su identidad.

“Que nos devuelvan la mitad del dolor.

¿Dos por uno? Estoy de acuerdo pero quiero lo mismo para los míos, mis queridos.

Esa conmutación de pena, de dolores, de picana, de disparo fatal y feroz escalofrío. Quiero la mitad del recorrido de la bala que los asesinó, que el cañón con que violaron a Cristina se quede a mitad de camino, que la trompada no llegue a destino, que la dejen amamantar a su hijo un poco más, para que esa ternura tape el olor a carne quemada que percibo cuando entro a Capucha o Capuchita. Quiero exactamente la mitad de todo lo que padecieron. Es decir que de tanto conmutar padecimientos al fin me los devuelvan con vida.

Quiero al nieto de mi madre, a mi sobrino nacido en cautiverio, ese que por razones inconmutables nunca pudimos abrazar. Sí, quiero a mi hermana y a mi padre, los quiero aquí de nuevo como hace cuarenta años. ¿No les parece justo?

Un dos por uno que retire ese océano de llanto que nos ahogó día a día en la desesperada espera. ¡Quiero ahora mismo la mitad de mi dolor, de mis temores, de mi exilio! ¿No pueden? ¿Cómo que no pueden? ¿Acaso no son capaces de torcer nuestra memoria? ¿De pretender que un asesino ya no lo es más porque se puso viejo? ¿Los devuelven a casa? Muy bien: ¿Dónde están mis amigos? ¿Dónde están nuestros hijos, nuestros padres y hermanos?

Les recuerdo una cosa:

Todavía cantamos. Todavía pedimos. Todavía soñamos.

¡¡¡¡Todavía esperamos!!!”

 


 

Claudio Orosz

Claudio Orosz.
Abogado penalista especializado en Derechos Humanos. Abogado y querellante de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas e H.I.J.O.S. en los juicios por delitos de lesa humanidad en la provincia de Córdoba.

“Hay días donde las palabras y los razonamientos huelgan, sobran. Una ley dictada en cumplimiento de la Convención Americana, eminentemente procesal que rigió del 1994 hasta el 2001, para bajar las prisiones preventivas que se eternizaban (y se eternizan) en la Justicia de la Provincia de Buenos Aires y Santa Fe, se pretende aplicar a Genocidas que empezaron a cumplir prisión preventiva muchos años después que aquella ley fuera derogada. Esos personajes además sufrieron esas prisiones preventivas luego de un juicio de peligro procesal concreto y peligro de fuga. Se pretende usar un antecedente de la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación que ordenaba su aplicación como derecho adquirido y material, por un preso que estuvo en esa situación de encarcelamiento sin sentencia durante esos años del 94 al 2001. Ahora, y pese a lo que dice la Corte Interamericana, lo que dice la Corte Europea de DDHH, nuestra Corte Suprema, con la nueva integración, se la aplica a gente que nunca estuvo presa en ese período, sólo para beneficiar a los represores y para que éstos salgan a la calle antes que lo que marcan sus condenas. Triste día que sólo hace que se redoblen los esfuerzos para que la política de Memoria, Verdad y Justicia vuelva a ser política de Estado. Estamos perdiendo más que nunca la República a expensas de un republicanismo meramente declamado y demodé.”