Imagen de Juana Farras
Juana Farras

REFORMA LABORAL: Cuando el Estado no protege a los trabajadores

Cuando hablamos de reforma laboral es recurrente escuchar decir “yo tengo que trabajar igual”. En un punto esto es cierto, porque en toda sociedad es necesario que cada uno aporte de alguna manera para que se produzcan los bienes que necesitamos. Lo que cambia es cuánto tenemos que trabajar, en qué condiciones y cuánto es lo que ganamos. En esta nota proponemos relevar algunos puntos claves para entender de qué manera nos afectará la concreción de este proyecto.

Trabajar es el plan: la odisea de ingresar al mundo del trabajo

Aunque desde hace años existen diversos programas de capacitación e inserción laboral creados por el Estado Nacional y administrados por los municipios, muchas veces las buenas intenciones quedan en el camino. Empresarios que se benefician de políticas destinadas a mejorar la situación de personas desocupadas. Empleos formales que se pierden. Funcionarios que hacen la vista gorda cuando las reglas no se cumplen. Precarización laboral a la orden del día, también en Río Ceballos. 

La Oficina de Empleo bajo la lupa

En Río Ceballos a un numeroso grupo de jóvenes inscriptos en la Oficina de Empleo al programa Acciones de Entrenamiento para el Trabajo en Empresas -conocido por todos como “Plan Joven”-  desde hace ya cinco meses se les adeuda el pago de la remuneración que perciben por trabajar a través del mismo. Además, a comienzos de año esta oficina atravesó un cambio de gestión a raíz de una auditoría que comenzó con un llamado de atención del Banco Mundial.