Hay que pasar agosto

Paula Cantarero
Agosto fue el mes más complicado para las arcas municipales en lo que va de la Gestión Albanese. Relevamos los conflictos salariales y los indicadores económicos más alarmantes de una transición que comienza accidentada.
Crisis Municipal

Hay que pasar agosto, como usualmente se comenta. En Río Ceballos, después de que el actual intendente perdiera las elecciones por un margen considerable frente al candidato de Hacemos por Córdoba y Tribuno de Cuentas opositor, Eduardo Baldassi, la incertidumbre social no da tregua. Los empleados municipales aún no terminan de cobrar su sueldo de julio con diferencias entre planta política, planta permanente, contratados, subsidiados y monotributistas. 

A esto se suma que, apenas una semana después de las elecciones, el municipio empezó a dar señales de zozobra económica dando de baja algunos alquileres de dependencias oficiales, además de revocar todas las pautas de publicidad a los medios de comunicación locales y regionales acumulando meses sin pagar y una cuantiosa deuda a proveedores de todos los rubros. 

En medio de este panorama, agravado por la difícil situación económica del país con dólar en alza, fuga de capitales, inflación y riesgo país después de que en las elecciones primarias el precandidato Alberto Fernández (Frente de Todos) arrasara al Presidente Macri (Juntos por el Cambio) por una diferencia de más de 15 puntos, hay muchos argentinos que no llegan a fin de mes, y mucho menos si son empleados de la Municipalidad de Río Ceballos. 

Tal contexto de crisis económica no ayuda a la recaudación tributaria, además de que los últimos meses del año son los más complicados para los contribuyentes. Por otra parte, el 26 de agosto 19 gobernadores reclamaron que se den de baja algunas medidas del Gobierno Nacional que afectan directamente los fondos coparticipables del que dependen los municipios. 

Fragmentos de una transición accidentada

Decimos fragmentos porque buscar datos de lo que pasa actualmente en la Municipalidad de Río Ceballos se parece a juntar piezas de varios rompecabezas mezclados.

-Es difícil pasar agosto cuando es 27 y aún no cobraste tu sueldo- comenta una monotributista que no quiere dar su nombre por miedo a represalias. 

Un rasgo común entre los consultados es que tienen miedo a dar datos porque piensan que pueden ser perjudicados: empleados que temen ser despedidos o no ser recontratados -recordemos que el intendente Omar Albanese realizó contratos bimestrales atando la continuidad laboral al resultado de las elecciones- y muchos proveedores condicionados por la necesidad de cobrar. Se dice que el intendente es muy vengativo, tiene mal carácter y nadie quiere quedar expuesto. 

Para ordenar el caos: al empezar el mes llegaron algunos telegramas de despido, luego el Municipio anunció que pagaría a los empleados que cobraran menos de 30 mil pesos y luego a los que superan esa cifra, en cuanto llegaran los fondos de coparticipación de la provincia. Esa primera medida comenzó a calentar el ambiente hasta llegar al anuncio, la mañana del miércoles 27 de agosto, de la realización de asambleas permanentes de empleados en la explanada de la Municipalidad. 

A principios de mes, mientras muchos tomaban su caña con ruda celebrando a la Pachamama, Oscar Ibarlucea, Secretario General del Gremio de Empleados Municipales del Departamento Colón, declaró a Buena Vista Radio: “antes nos pagaban el último día hábil del mes, pero ahora la Municipalidad adujo que no pudo pagar porque no recibe la coparticipación desde el gobierno de la provincia y porque los recursos genuinos no están siendo los adecuados…”

Durante todo el mes la situación de los sueldos municipales estuvo lejos de normalizarse. En la semana siguiente a las elecciones se despidió a trabajadores monotributistas del área de salud. Luego se hizo el anuncio del pago por separado hasta 30 mil pesos. La Planta Política cobró sólo 10 mil pesos y quedó en lista de espera. Subsidiados recién cobraron el viernes 23 mientras que monotributistas y contratados no cobraron sus haberes al día 27 de agosto con el agravante de que el día 30 de agosto numerosos contratos quedarán sin efecto y no se sabe qué va a pasar con ellos. 

Asamblea sí, asamblea no

El jueves 22 los monotributistas del Centro de Salud se declararon en estado de asamblea permanente, dos horas por la mañana y dos horas por la tarde. Se sumaron a la protesta empleados de Promoción Humana que llevan meses sin cobrar, además de subsidiados y empleados de planta. Ese mismo día el Director, Nelson Romero, obligó a los empleados a levantar la medida de fuerza esgrimiendo el argumento de que Omar Albanese se acercaría a hablar con ellos para explicarles la situación. Al día siguiente el intendente comunicó, entre confusos datos numéricos, que no paga porque no le llegan los fondos de la coparticipación. Que sigan esperando. Que este mes seguramente cobran pero que no puede asegurarlo en los meses que siguen.

En medio de esta difícil situación, cuando decenas de empleados de diferentes condiciones aún no han cobrado y ven su futuro con incertidumbre, comenzaron a circular dos listas de personas que serían pasadas a Planta Permanente en forma inminente, entre ellos muchos allegados de la actual gestión e incluso algunos parientes de funcionarios oficialistas. 

Sobre esta situación fue consultado el intendente electo Eduardo Baldassi, quien expresó que desde el 10 de diciembre se dará curso a los pases de empleados que correspondan, pero los que no tengan las condiciones para hacerlo se darán de baja. En sus propias palabras: “Considero que todas las medidas tomadas por la actual administración serán analizadas y se resolverá cada una de ellas como corresponda y en forma ajustada a derecho…”.

Ajuste, prueba y error

Por otra parte, algunas de las personas despedidas el miércoles 31 de julio tuvieron novedades sobre su situación. Llama la atención el caso de Silvina Madariaga, Trabajadora Social de la Posta de Salud de Barrio Los Vascos que cobra $117 por hora y un salario de 18 mil pesos aproximadamente. Su abogado, Carlos Centeno, hizo un par de llamados al municipio para interceder por ella en forma inmediata. Ese mismo día Omar Albanese le envió a Silvina una audio de whatsapp para pedirle disculpas por “un error, producto de un malentendido”. También la Directora de Recursos Humanos de la Municipalidad, Haydeé Cisneros, se comunicó con ella para disculparse y le pidió que se reintegre el 1 de agosto. Casi a fin de mes, cuando llegó el momento de firmar contratos, el de Silvina no apareció. Logró firmarlo después de idas y vueltas el miércoles 28 de agosto, y de su sueldo aún no hay novedades. Cosas que pasan en Río Ceballos.

LISTAS DE PASE A PLANTA PERMANENTE
EL COMUNICADO DEL GREMIO DEL 28/08

Deudas a Proveedores: Andá a cobrarle a Magoya 

Entre los nombres que circulan como proveedores con deuda a favor están los de dos tradicionales supermercados que hace poco cerraron sus puertas en nuestra ciudad. El municipio mantiene deudas con los dos por bonos por alimentos que datan desde la Navidad de 2018. Al proveedor de productos de limpieza, otra firma reconocida en la ciudad, se le adeudan cerca de 200 mil pesos. Músicos que actuaron en Semana Santa aún no logran cobrar y los medios de comunicación también reclaman desde hace meses sus pagos. 

Párrafo aparte para la prensa de la ciudad y de Sierras Chicas, que se quedó sin pauta de un día para el otro y con considerables montos adeudados. Víctor Valente, el Director de La Unión Regional, fue notificado de la suspensión de la pauta publicitaria horas después de la derrota electoral de Albanese por la responsable de Prensa Estefanía Cuadrado. En su editorial del último número, titulada Malas Decisiones, refiere que “Albanese perdió la elección y al otro día anunció una serie de recortes, uno de ellos direccionado en forma llamativa a los medios de comunicación suspendiendo intempestivamente las pautas de publicidad oficial”.

La misma medida fue notificada a todos los medios donde el municipio comunicaba su gestión, aunque nada se dijo sobre cuándo se cancelarían las deudas. Buena Vista Radio llevaba facturados nueve meses en su primera experiencia con el Municipio, y sólo cobró, antes de las elecciones, una factura de diciembre de 2018. 

El tema de la deuda “a cobrar”, vital para la supervivencia de los medios locales, provoca un llamativo silencio acerca de la crisis municipal y los peculiares hechos con los que se manifiesta. 

Aunque los números están lejos de ser claros, y teniendo en cuenta que el principal opositor en el Tribunal de Cuentas y actual intendente electo, Eduardo Baldassi, estuvo un mes clave -julio- con licencia sin goce de sueldo para hacer su campaña electoral, los rumores mencionan que la deuda municipal ascendería a más de 35 millones de pesos. En este panorama, y habiéndose ahorrado la actual gestión al menos el sueldo de Baldassi, es inquietante pensar en la “pesada herencia” que recibirá el futuro gobierno el 10 de diciembre, a días del pago del medio aguinaldo a los empleados municipales. 

Cosas que pasan en Río Ceballos

Renuncia oportunista: Después de la derrota de Albanese, la concejal Elisa Tohmé solicitó una licencia sin goce de sueldo hasta el 10 de diciembre, cuando deberá jurar como parte de la nueva gestión (concejal por UCR). En el ínterin se dice fue ascendida de escalafón en varias categorías como empleada municipal, lo que la dejaría en una situación privilegiada ante su próxima jubilación.

Más despidos y arrepentimientos: Una trabajadora subsidiada fue despedida y luego reintegrada, después de haber pasado varios días sin comer, pero por la mitad de las horas (pasó de 8 a 4). 

Descuentos irregulares: A una médica del Centro de Salud se le comunicó que había un vale de $5000 a su nombre, de hace dos años, que ella manifestó no haber solicitado. Pidió un comprobante pero no se lo dieron. Después de algunos entredichos el intendente le comunicó que no sería contemplado, pero a la hora de cobrar descubrió que sí le descontaron el vale.

Oficinas itinerantes: Al dar de baja algunos alquileres,varias dependencias oficiales quedaron sin espacio. Turismo pasó al Hall de la Sala Caminito Serrano y Cultura al primer piso ex Edificio Aciso. Mientras tanto, la Oficina de Empleo se amontona en la Oficina de Discapacidad de la calle 25 de Mayo.

ÚLTIMO MOMENTO: Aumento salarial en el Titanic

A pesar de las peripecias salariales del mes, los empleados municipales llegaron al acuerdo de un aumento de 10% escalonado en tres meses (septiembre, octubre y noviembre), condicionado al hecho de que el municipio reciba o no los fondos de coparticipación de la provincia.

Ibarlucea, Secretario General del gremio, dio a conocer la medida y expresó que, aunque en un primer momento los trabajadores rechazaron el porcentaje ofrecido por Albanese, luego accedieron movidos por el inquietante panorama económico actual.